veoleodigopienso

cadenita de favores

Publicado por

últimamente parece que no hay horas sin tráfico.  es algo a lo que me he tenido que acostumbrar; antes era una motorista segura, en el sentido de asegurarme de no salir a horas pico para evitar meterme en alguna fila interminable de carros y perder la paciencia. ahora las rutas obligatorias en mi vida inevitablemente me ponen en esas filas, y con el aumento en el gasto de gasolina también se ha aumentado mi paciencia. puedo atreverme a decir, orgullosamente, que tengo un avanzado nivel de cortesía vial (aunque algunos días de mal humor no llego al nivel "avanzado", pero trato de no regresar a "principiante"). y digo que orgullosamente porque manejar en el salvador es un reto para cualquier santo, con motoristas que hacen lo que quieren cuando quieren, cuyos carros parecen no tener vías y que parecería que están solos en la calle.

por éso ha sido una prueba llegar al nivel zen de meterme en el tráfico, disfrutar de la música o del paisaje, y de incluso tener alguna buena conversación ininterrumpida, sin dejar que la locura me salga en algún acto violento al volante. además quiero ser un buen ejemplo para que mi hijo crezca con la cortesía vial como algo natural en su vida.

creo que la parte más importante de la transformación ha sido aprender a ceder el paso, acto loable que no me quitará más de 5 segundos de mi vida, pero que sí me da aproximadamente 30 segundos de gloriosa autofelicitación por ser tan cortés y considerada.  

pero sí hay algo que puede acortar o extender ese momento de coros celestes y nubes rosadas: el cumplimiento o no de la "cadenita de favores". si estás esperando en una esquina que alguien de la fila kilométrica de deje pasar, y yo te dejo, qué sería ideal que tú hicieras al llegar a al siguiente esquina y ver que hay alguien más esperando:

a) pasar de largo

b) acelerar y ponerte cerquísima del carro que va adelante para bloquera cualquier intento de intrusión de otros carros

c) seguir con la cadenita de favores y ceder el paso

obvio.

sí, es "c" (por si había alguna duda)

los 30 segundos de autofelicitación se mezclan con la profunda felicidad de ver la cadenita desarrollarse, a veces por 4 o 5 cuadras. y es cierto que la fila se hace un poco más larga y quizás llegue un par de minutos tarde a mi destino, pero puedo apostar que todos los motoristas adelante de mi van manejando con menos estrés y mejor humor.

imaginate ahora si todo el mundo adoptara la cadenita de favores! en alguna muy larga he pensado que debería de comenzar un campaña... pero para mientras hay empresas, instituciones y hasta restaurantes (y michael jackson impersonator en la esquina del restaurante chino royal) que están contribuyendo a que nuestro caos vial no ponga más violentas. qué bueno por ellos y por los que, quizás gracias a ellos, estamos tratando de llegar al destino con alguna expresión satisfecha en la cara.gracias a Azteca Frontera por motivarnos a ser corteses tras el volante